Rutina diaria para cuidar la piel de tu cara

Tener una gran piel no depende únicamente de la genética sino tambien de los hábitos diarios, la alimentación, hidratación de nuestro cuerpo y la protección contra los rayos UV. Por esta razón queremos enseñarte una rutina completa para que logres tener la piel que siempre has querido.

Ten en cuenta que la meta final del cuidado de la piel es la regulación de la tez mejorando los problemas específicos que pueda tener para así lograr hacer que el sistema funcione de la mejor forma. Así, una piel sana es una piel bonita.

 Antes que nada, conoce el tipo de piel que tienes para así poder escoger los productos adecuados para ti. Hay pieles secas, mixtas, grasas o que además de uno de estos tres tipos es sensible incluso alérgica. Para saber más sobre tipos de piel haz clic acá.

1. Limpiar

Lavar la cara para eliminar las impurezas y suciedad

Si es de noche te recomendamos  iniciar la rutina primero con desmaquillantes. Inicias con los ojos, luego el resto de la cara con movimientos ascendentes. Incluso si no te has maquillado te recomendamos usar agua micelar como primer paso para liberar impurezas antes de la rutina de limpieza.

Busca en general limpiadores suaves con la textura ideal para tu tipo de piel (por ejemplo: si tienes piel grasa busca aquellos en gel, si es seca busca en aceite, si es sensible busca leches limpiadoras o en espuma). Es importante que los limpiadores que uses no resequen la piel ni la despojen de los aceites esenciales que necesita para estar sana.

Como primer paso en la rutina de limpieza utiliza un desmaquillador de ojos, luego agua micelar y finaliza con un limpiador de acuerdo a tu tipo de piel.

Limpiador piel madura o hiperpigmentada

Limpiador piel mixta o grasa

Limpiador piel sensible, madura o seca

2. Tonificar
Balancear la piel

Después de limpiar, remueve las impurezas restantes con un tónico suave con un algodón y en movimientos ascendentes de abajo hacia arriba primero contorno y luego de adentro hacia afuera evitando la zona del contorno de ojos.

Tónico piel seca

Tónico todo tipo de piel

Tónico piel sensible

3. Tratar
Para condiciones especiales y mejora general del aspecto de la piel

Una vez limpia, la piel está lista para recibir el tratamiento que se requiera. Generalmente, se utilizan sérums o concentrados para este fin. Con suaves golpecitos sobre la piel y masajes ligeros se aplican estos productos, antes de los hidratantes. A continuación te presentamos algunos sérums destacados.

Ácido hialurónico - hidrata

Vitamina C - ilumina

Ácido salicílico - controla

Retinol - antiedad

4. Hidratar
Humectar y suavizar la piel

Si es de noche, antes del la crema hidratante puedes aplicarte los serum o productos adicionales que respondan a tu tipo de piel. Por ejemplo: si tienes piel mixta busca productos con ácido hialurónico, ácido láctico o vitamina B; si es grasa busca productos o serums con ingredientes como ácido salicílico ó ácido glicólico.

Contorno de ojos

Piel madura

Todo tipo de piel y ojeras

Piel sensible

Hidratante

Luego de aplicar el contorno de ojos, se finalizaría la rutina nocturna con la crema hidratante. Para la rutina de día corresponde al penúltimo paso. Hoy en día el mercado ofrece cremas hidratantes con diferentes texturas y bondades que buscarán beneficiar los diferentes tipos de piel. Para su aplicación empieza desde el cuello de abajo hacia arriba con movimientos verticales, luego contorno de la cara y de adentro hacia afuera.

Piel madura

Piel grasa

Piel mixta

Piel sensible

4. Proteger
Cuidar contra los rayos UV y prevenir el envejecimiento prematuro

La rutina de día no estará completa sin la aplicación de un buen bloqueador solar. Es importante aplicar una buena cantidad antes de maquillar la piel. Pero más importante es reforzar su efecto aplicándolo nuevamente al medio día, y por lo menos en total unas 2 veces a lo largo de la jornada diaria. La rutina puede quedar arruinada si no se utiliza un protector solar adecuado para tu tipo de piel. Afortunadamente el mercado ofrece varias alternativas: toque seco, texturas acuosas, geles y cremas fotoprotectoras.

Piel mixta a grasa

Piel hiperpigmentada

Piel sensible y/o grasa

Piel sensible y/o seca

Los resultados esperados de esta rutina toman tiempo y dependen de tu disciplina.

Tip: Aplicar siempre los productos de acuerdo a su consistencia y textura: empezar por el más ligero al más grueso, se inicia con limpiador que usualmente es bastante líquido o espumoso y termina con una crema hidratante para la noche, o en el día con protector solar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

0
    0
    Bolsa de compras
    Tu bolsa esta vacíaVolver a la tienda
    Ir arriba
    Preguntas Frecuentes